martes, 28 de julio de 2015

Acusan de PREVARICACIÓN al Juez Francisco Javier Vaquer

La acusación de presunto delito de prevaricación va dirigida a Don Francisco Javier Vaquer Martín, actual Magistrado-Juez titular del Juzgado de lo Mercantil nº 6 de Madrid, presuntamente cometido en el ejercicio de su función en relación al Concurso Necesario de Acreedores 2008/2006, de Afinsa Bienes Tangibles, S.A.



   Ayer 21 de julio de 2015 la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, recibió la querella criminal que entre otros alegatos destaca: “podría considerarse un alarde de absoluta desidia en el cumplimiento de la obligación de ejercer su función judicial de forma independiente y partiendo de su valoración de los hechos en virtud de un conocimiento y comprensión consciente de la ley, apenas transcurrido un mes de haber tomado posesión de su cargo al frente del Juzgado… el querellado ya se pronuncia sobre la naturaleza jurídica de los contratos celebrados entre Afinsa y sus clientes, otorgándoles la consideración de depósitos irregulares de dinero y atribuyendo con ello naturaleza financiera a la actividad de Afinsa.”

   La querella relata que la afirmación del juez Vaquer es contraria a lo dicho anteriormente por cinco sentencias de diferentes Audiencias Provinciales que determinaban la naturaleza mercantil de la actividad de Afinsa: Audiencia Provincial de Bilbao, Sección 5 - sentencia nº 216/2004, Audiencia Provincial de Algeciras, Sección 7 - sentencia nº 284/2004, Audiencia Provincial de Vigo, Sección 6 - sentencia nº 416/2006, Audiencia Provincial de Burgos, Sección 1 - sentencia nº 151/2006 y Audiencia Provincial de Madrid, Sección 25 - sentencia nº 616/2006.

   También afirma que es contraria la postura del querellado a lo que dicen documentos publicados, entre otros, por el Banco de España (15-07-1998), la Abogacía del Estado (09-04-02), los Servicios Jurídicos de la Agencia Tributaria (11-07-05), la Comisión Nacional del Mercado de Valores (14-03-02) y la Comisión Europea (22-04-02).  

   Para fundamentar aun más sus afirmaciones, la querella cita a la entonces Vicepresidenta primera del Gobierno de España, Doña María Teresa Fernández de la Vega,  que el 24 de marzo de 2008 firma una Orden Ministerial en la que se pronuncia en los siguientes términos: “En el caso analizado no hay esa captación de ahorro, sino que el dinero es la contraprestación en que se materializa el precio en el contrato bilateral de compraventa, y que se entrega, por exigencia del carácter sinalagmático de la misma, a cambio de una cosa cierta que constituye su objeto: los sellos”.

   Por otra parte, la querella advierte que la existencia de sentencias contradictorias sobre el mismo punto tiene trascendencia constitucional, porque “afecta al principio de seguridad jurídica del artículo 9.3. de la CE que, como una exigencia objetiva del ordenamiento, se impone a todos los órganos del Estado y afecta al derecho a la tutela judicial efectiva recogido en el artículo 24.1 de la CE, al producir dichas sentencias contradictorias indefensión a todas las partes personadas, Afinsa y acreedores”.

   La querella enfatiza que la consideración de financiera que ha hecho el juez Vaquer sobre Afinsa, representa un hecho de especial repercusión, ya que “tal decisión ha tenido un efecto directo en la configuración del activo y el pasivo de la entidad concursada… Al considerar y mantener las tesis de que la actividad desarrollada por Afinsa era de índole financiera, se ha fabricado de facto una insolvencia patrimonial que no es tal… Bajo la consideración mercantil, la contabilidad de Afinsa mostraba que… la entidad no sólo no era insolvente, sino que sus cuentas arrojaban un superávit contable de 400 millones de euros”.

viernes, 10 de julio de 2015

El Juez Pedraz somete a "pena de telediario" para los clientes de Afinsa pero exime a Zapata de padecerla.

   
Quizás en algún momento alguien pudiera pensar que el Juez Pedraz era imparcial, que se dedicaba a impartir justicia de forma objetiva.


Para esos, rescato este enlace, esta noticia, este hecho.




        ¿Cuál es el significado? ¿Cómo opera el juez?


        Primero, Pedraz abre el proceso contra Zapata, de una indudable trascendencia política, luego lo archiva para que en los titulares lo que se lea es " que no había causa contra este señor". Pero el concepto  al que alude para motivar el archivo es extra-jurídico, como se dice en este artículo: diciendo que "no puede perseguirse a una persona en busca de la pena del telediario y alegar que anula la imputación para evitar la pena de paseíllo".


       En el auto de la Audiencia Nacional se exponen los detalles por los que la querella ha sido archivada. En el primer razonamiento jurídico, el juez Pedraz considera que "de seguir con la causa, y en concreto practicar la diligencia de declaración del Sr. Zapata, solo supondría un plus de perjuicio moral para el mismo (pena de telediario, pena de paseillo, etc)".




     Este juez, conocedor de la importancia de la PENA del telediario y que admitió la querella contra Afinsa con argumentos contrarios a la Ley y ordenó la intervención en mayo de 2006, que obligó con ello a padecer la "pena del telediario" a 200.000 personas durante más de 9 años, que tuvieron que soportar que les llamaran estafados por listillos y avariciosos. ¿Por qué no se preocupó este juez del perjuicio moral que esto supuso para las 200.000 victimas?
        Este Juez, hoy anula la imputación, que él mismo había iniciado, para evitar la pena de paseíllo a Zapata (un líder de un partido político afín al PSOE). Después de 9 años no hay sentencia firme que hable de estafa, no hay pruebas y solo "indicios endebles".


        Esto evidencia otra cosa, a parte de su actuación con fines políticos, y es que a este Juez cada vez las formas le importan menos, nos referimos a que un juez debe basar sus actos con argumentación jurídica, y no en frases, retorica y sofismas, que solo recogen su subjetivo punto de vista. Como se ve en este caso el argumento es "para evitar el paseíllo y la pena del telediario", (pero con ese argumento, no recogido en nuestra legislación, se podía haber archivado el caso de Isabel Pantoja, el de Bárcenas, Griñan, Chaves ...).


        Pero, en este punto, les recuerdo los argumentos, "razonamientos jurídicos" que para él justificaron la intervención, cito más o menos textualmente: "que era un negocio que inevitablemente estaba abocado al fracaso", razonamiento que solo se sustentaba bajo la premisa (falsa) de que se tratara de una empresa financiera, pero de igual forma con este argumento subjetivo,  podría haber intervenido prácticamente cualquier empresa de España en esos años, todos los bancos, todas las inmobiliarias, todas las constructoras, todas las mineras, todas las navieras, todas...Todas las empresas podrían haber fracasado, de hecho muchísimas lo hicieron.


 ¿Por qué, en el caso de Afinsa, no le sirvió para archivar la querella el que ningún cliente hubiera presentado denuncia por estafa contra Afinsa (lo hubiera tenido fácil, "si no hay estafados no hay estafa"), al contrario que en este caso, que le bastó las declaraciones de Irene Villa, no sintiéndose humillada?  ("no han afectado a mi persona, ni me han causado ninguna humillación")


       ¿Qué pasa con lo que piensen otros aludidos, como los familiares de las niñas de Alcaser? ¿Le importa al juez el dolor y la humillación de estos padres? ¿Es más importante lo que diga Irene Villa? ¿ O es simplemente que el juez quiere archivar el caso por motivaciones extrajudiciales y utiliza esas declaraciones de Irene como disculpa?


        Y es que da la impresión de que es así  como funciona, le es suficiente tener una "disculpa", una"excusa" para montar un "razonamiento jurídico", para abrir o para archivar a conveniencia.


        Lejos le queda, a este juez, la importancia de que existan pruebas o lo que recoja la Ley y la jurisprudencia.


     Conviene que recordemos que en nuestro caso la ley decía, y dice, que las empresas son de carácter NO financiero, y siendo así, incluso Teresa Yabar reconocía que, si No fueran financieras su contabilidad estaría bien. Por tanto, como ya han reconocido siete sentencias de los altos tribunales, que, era Mercantil, la empresa tenía superávit.
     Por tanto, todo parece apuntar, que el argumento que utilizó la fiscalía para montar la Querella era la disculpa que necesitaba el Juez para montar su "razonamiento Jurídico" y poder intervenir Afinsa y con ello condenar  a 9 años ( y  los que nos quedan) de "pena de telediario" a 200.000 personas ( amén de dejarlas sin sus ahorros y destrozarles la vida).